FANDOM


NoMuertos

La Reanimación era un tipo de magia asociada con el Demonio de la Gula de alto nivel que involucraba la resucitación y manipulación de los muertos. Usado comúnmente para crear grandes ejércitos, los resistentes no-muertos eran excelentes soldados en tiempos de guerra.

Mecánica Editar

La magia de reanimación permitía al usuario revivir y reanimar a los muertos, ya sean humanos o animales,[1] además de dirigir a los muertos reanimados de acuerdo con la voluntad del conjurador. Debido a que ya estaban muertos, los cadáveres reanimados no eran resistentes y fácilmente podían ser derrotados por combatientes entrenados en la batalla. De manera similar, sin almas, los cadáveres solo actuaban ante un instinto sin sentido, basado en cómo actuarían mientras estaban vivos, haciéndolos incapaces de estrategias. No obstante, en gran número, los cadáveres no muertos fácilmente podrían abrumar a civiles o soldados que no estaban preparados para ellos.[2]

El hechizo requería el flujo constante de grandes cantidades de poder mágico para mantener la técnica vigente.[3] Cuando los no muertos no estaban siendo controlados, podían actuar por su cuenta e incluso traicionar al conjurador. Los magos enemigos también podrían usar magia para liberar a un individuo reanimado del control del conjurador.[4] Sin embargo, además de ser controlado por el conjurador, los soldados cadáveres parecían seguir a un soldado cadáver "líder",[5] si era un cuerpo reanimado como ellos mismos o, en el ejemplo de Lich Arcrow, siendo un "dios de la muerte" similar a ellos.[6]

Los usuarios solo podían reanimar a los muertos usando el poder de la Copa de Conchita;[2] el ritual de la necromancia de la copa implicaba verter líquido de la Copa sobre el cuerpo real.[1] Aparentemente, los afectados por la Enfermedad Gula podrían ser revividos en masa sin contacto directo con la Copa,[7] y el ritual solo incluía verter opcionalmente vino de la Copa en el área general de los muertos.[2]

Los soldados cadáveres reanimados por este ritual parecían monstruos, haciendo que su piel se convirtiera en una palidez fantasmal y blanca, y que se les cayeran tanto el cabello como los ojos.[1] A los soldados cadáveres también le crecían largas garras,[7] o pezuñas crecidas en exceso dependiendo de la especie.[1] Cuando Banica Conchita revivió su hogar fallecido con el poder del Demonio de la Gula, también se reanimaron como esqueletos antes de que su carne blanca se consumiera al vivo.[7] En los siglos posteriores, Banica Conchita, como el nuevo demonio, creó un soldado de cadáveres conocido como el Worldeater, un esqueleto volador extremadamente grande y poderoso, utilizando al "dios de la muerte" Eater Sabella.[8]

Durante la ruptura de las reglas del mundo a finales del siglo X EC, los soldados cadáveres comenzaron a engendrarse por su propia cuenta sin asociarse con el Demonio de la Gula. Estos soldados variaban entre sí en términos de atributos físicos, y algunos eran particularmente más fuertes o más ágiles que el resto. Estas variantes malintencionadas incluían "Worldeaters", soldados cadáveres que tenían hasta cuatro metros de altura y eran muy difíciles de derrotar.[6]

Usuarios Editar

Trivia Editar

Curiosidades Editar

  • Como Platonic fue capaz de revivir un cadáver usando la Copa de Conchita por accidente y sin forjar un contrato, no está claro si un contrato es necesario para usar este poder.

Galería Editar

Apariciones Editar

Referencias Editar

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 Pecados Capitales del Mal: Devoradora del Mal Conchita - Sorbet
  2. 2,0 2,1 2,2 La Hija del Mal: Praeludium of Red - Capítulo 2, Sección 2
  3. La Hija del Mal: Praefacio of Blue - Capítulo 3, Sección 2
  4. Pecados Capitales del Mal: Devoradora del Mal Conchita - Dessert
  5. La Hija del Mal: Praeludium of Red - Capítulo 2
  6. 6,0 6,1 Pecados Capitales del Mal: Juicio de la Corrupción
  7. 7,0 7,1 7,2 Pecados Capitales del Mal: Devoradora del Mal Conchita - Viande
  8. Pecados Capitales del Mal: Amo del Jardín Celestial
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.